EZAE considera que el plan de reapertura de los cines previsto por el Gobierno central genera incertidumbre

EZAE, la asociación de salas de cine privadas de Euskadi, considera que el plan de reapertura de los cines previsto por el Gobierno español genera incertidumbre, ya que cree prematuro el retorno a la actividad a finales de mayo, y además, no se ajusta a la realidad del funcionamiento del sector cinematográfico.

Comunicado de las salas de cine

EZAE, la asociación de salas de cine privadas de Euskadi, considera que el plan de reapertura de los cines previsto por el Gobierno español genera incertidumbre, ya que cree prematuro el retorno a la actividad a finales de mayo, y además, no se ajusta a la realidad del funcionamiento del sector cinematográfico. En concreto, apunta que las dificultades son máximas para reabrir las salas en la fase 2, como está marcado en el plan gubernamental de desescalada, con la restricción de aforo al 30% que hace que la rentabilidad sea más que dudosa. Y más aún ante la prevista ausencia de estrenos para esas fechas, imprescindibles para que los espectadores vuelvan a las salas de cine.


Para EZAE, dadas las peculiaridades del sector de la exhibición, que dependen del calendario determinado por las distribuidoras y las productoras a nivel nacional, es muy importante esperar a que las salas de todas las provincias españolas puedan abrir con al menos un 50% del aforo, que se corresponde con las indicaciones de la fase 3. Dado que los estrenos no se producirán hasta que la gran mayoría de cines del Estado puedan estar abiertos, es necesario que todas las provincias se encuentren en la misma fase. Sería absurdo y desastroso a nivel económico reabrir los cines sin estrenos.


De igual forma, EZAE también considera muy importante que se facilite un marco económico que permita evitar el cierre a muchas empresas, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo. En especial, reclama que los ERTES mantengan las mismas condiciones hasta que se normalice la actividad con la eliminación de las restricciones de aforo, ya que no se antoja viable limitar la capacidad de ingresos de los cines mientras deben asumir la totalidad de los gastos, más el coste de adaptación de los espacios físicos a la nueva normativa. De igual forma, EZAE reclama la reducción del IVA aplicable a la venta de entradas al 4%, como medida económica añadida para paliar las pérdidas que esta situación está generando al sector y en línea con la reivindicación general que lleva años realizando el mundo cultural.


De esta manera, la asociación de salas de cine vascas reclama conocer con la suficiente anticipación las medidas sanitarias que deben cumplir, ya que conllevaran importantes inversiones, planes de formación y un calendario de implantación. Además, destacan que estas medidas deben resultar equilibradas y coherentes para que el espectador pueda disfrutar de la experiencia del cine en pantalla grande.

Protocolos sanitarios y limitación de aforo

EZAE también ha expresado su compromiso a incorporar a sus salas los protocolos que determinen por las autoridades sanitarias, incluyendo las medidas higiénicas y de limitación de aforo, para garantizar en todo momento la seguridad de trabajadores y espectadores. Y por último, apoya todas las campañas que se realicen desde las instituciones para animar a los espectadores a volver a las salas, ante la importancia de poner en valor su indudable peso social y cultural.
 

Pasajeros al Cine EZAE

Alquiler de salas